Sus picos como agujas de piedra lo distinguen en cualquier foto o postal sobre montañas que circule. Y, justamente, por su forma caprichosa, no pocos andinistas se acercan cada año hasta su base, para poder subirse hasta la cumbre. Los indios tehuelches lo llamaban «Chaltén», es decir «montaña que fuma», porque su pico se encuentra generalmente tapado por nubes y daba la impresión de ser un volcán en actividad. Hoy, este desafío para andinistas y turistas, es llamado Fitz Roy.

El monte forma parte, como el Glaciar Perito Moreno, del Parque Nacional Los Glaciares. Para llegar hasta él hace falta trasladarse hasta El Chaltén, ubicado a sus pies y a pocos kilómetros de la frontera con Chile. El Chaltén es el pueblo más joven de la Argentina y fue creado para reafirmar la soberanía del país sobre los hielos continentales de la zona.

Mitos y leyendas

Las evidencias de huellas aborígenes en la zona de El Chaltén, al noroeste del lago Viedma, son pocas. Pero la mitología tehuelche cuenta que el joven Elal, huyendo de las iras de su padre, llegó a la cúspide de un cerro a lomo de un cisne. Después, demoró cuatro días en descender. En el trayecto fue atacado por Shie y Kokesne, espíritus de la nieve y el frío, los ahuyentó con el fuego creado al golpear los pedernales.

Venció con ingenio todas las dificultades que se le presentaron, hasta llegar al pie de la montaña. Allí lo recogió un grupo de hospitalarios tehuelches con los que convivió hasta convertirse en un hombre.

En agradecimiento, les enseñó el uso del arco y la flecha y la forma de encender el fuego. Desde entonces, ese hermoso cerro se llamó Chaltén o «montaña que humea», por el efecto que producen los vientos al empujar las nubes, y fue considerada sagrada por los tehuelches. Hoy es el símbolo principal en el escudo de Santa Cruz.

Datos Técnicos

Elevación: 3.359 m
Primera ascensión: 2 de febrero de 1952
Prominencia: 1.951 m
Cordillera: Andes
Primeros escaladores: Lionel Terray, Guido Magnone